Estiramientos asistidos

Los estiramientos asistidos nos permiten recuperar flexibilidad y favorecen la relajación, la amplitud de movimiento de nuestras articulaciones y el descenso del tono muscular excesivo. De esta manera desaparecen los dolores de cervicales, espalda, lumbares, piernas y otras partes del cuerpo que se cargan mucho durante la actividad diaria.

Por supuesto, éstos también son muy efectivos en la recuperación post-esfuerzo del deportista, tanto en el plano físico como en el psíquico.

Durante los estiramientos, el receptor se sitúa en una postura que facilite el estiramiento y el entrenador realiza el estiramiento lentamente y de forma controlada en todo su recorrido sin que exista dolor por parte del receptor.