Reflexología podal

Reflexología podal

La reflexología podal consiste en la aplicación de masaje en determinadas zonas del pie para aprovechar sus efectos reflejos sobre los diferentes órganos o partes del cuerpo.

Su funcionamiento se basa en que las distintas partes del cuerpo están reflejadas en las plantas de los pies y que, por lo tanto, masajeando dichas partes se masajean de forma indirecta o refleja (de ahí el nombre de la terapia) pero efectiva los órganos, músculos u otras partes del cuerpo que necesiten tratamiento, estimulando los mecanismos autocurativos del propio organismo. Por supuesto, además de este efecto reflejo hay un efecto local, en los pies, muy importante y útil para tratar y prevenir muchos problemas de los pies.

Para su realización no se requiere de ninguna sustancia o herramienta más que las propias manos, si bien acostumbra a utilizarse algo de aceite para poder masajear con más facilidad y fluidez.

El conjunto de patologías y enfermedades que puede tratar la reflexología es muy amplio, si bien es cierto que los estudios científicos realizados hasta ahora no son concluyentes en cuanto a la efectividad de la reflexología. Habría, sin embargo, dos casos en que dicha terapia sí se mostraría claramente efectiva: al tratar problemas sistema urinario y como método anestésico, es decir, paliativo del dolor. Esta segunda parte es muy importante, puesto que el dolor es uno de los males crecientes en nuestra sociedad (fibromialgia, fatiga crónica, enfermedades crónicas…).

La reflexoterapia es una técnica holística, es decir, trata a la persona en su totalidad y no por partes, teniendo en cuenta tanto el aspecto físico como el mental y el emocional que conforman al ser humano y que no pueden separarse. ¿Te imaginas a una persona sin cuerpo?, ¿sin pensamientos? ¿sin emociones? Impensable, ¿verdad?. Es por eso que la reflexoterapia cuida de todos estos elementos para que se encuentren en ese estado de perfecto equilibrio que es el que nos otorga la salud integral y, por ende, nos hace estar bien con nosotros mismos y con los demás.